El francotirador (American Sniper, 2014) de Clint Eastwood.

"La primera vez, ni siquiera estás seguro de que puedas hacerlo (matar). Pero yo no estaba allí mirando a esas personas como personas. No me preguntaba si tenían familia. Sólo estaba tratando de mantener a mi gente a salvo”.
(Chris Kyle)

Biopic sobre Chris Kyle (Bradley Cooper), soldado estadounidense perteneciente a los SEAL (cuerpos de operaciones especiales), conocido por ser el francotirador más letal de la historia de su país.


Decepcionante drama bélico que supone uno de los puntos más bajos en la carrera como director de Clint Eastwood. El autor de Sin perdón (Unforgiven, 1992), responsable de algunos de los mejores trabajos cinematográficos realizados en Hollywood durante las últimas décadas, debería replantearse muy seriamente su criterio a la hora seleccionar proyectos, en lugar de hacerlo, tal y como parece, de manera impulsiva suponemos que “arrastrado” por las prisas que conlleva el hecho de haber superado ya los ochenta años. La película, de paupérrimo guión, adapta la autobiografía escrita por el propio Chris Kyle.


El primer cuarto de metraje resulta interesante. La cinta arranca con Kyle, fusil McMillan Tac-50 en mano, encaramado a la azotea de un edificio semiderruido de la ciudad iraquí de Faluya. El francotirador escolta a un convoy estadounidense que recorre las calles. De repente, una mujer y su hijo, de unos doce años de edad, se colocan en el campo de visión de su punto de mira. Kyle permanece atento por si es necesario apretar el gatillo. La mujer saca un proyectil que esconde en el interior de su abaya y se lo entrega al niño, que corre al encuentro del convoy. Kyle tiene unos segundos para decidir si acaba con la vida del pequeño... El sonido de un disparo nos traslada hasta su infancia, donde Kyle, acompañado de su padre, un rudo tejano para quien en el mundo sólo existen tres tipos de personas (“las ovejas, los lobos y los perros pastores”), da caza a un cérvido mostrando tener un don para el disparo. Kyle crece con la aspiración de convertirse en un cowboy de rodeo, pero su vida da un giro al ver por televisión la noticia de que la embajada norteamericana en Nairobi, Kenia, ha sufrido un ataque terrorista. Es entonces cuando se alista en el ejército para ser un “perro pastor” que defienda a las “ovejas” de su patria frente a los “lobos” de Al-Qaeda. Su destino ha quedado definido. Como decimos, este primer cuarto del filme, pese a su carácter esquemático, constituye un buen ejemplo de economización narrativa. Kyle conoce a Taya (Sienna Miller), una chica guapa con la que se casa antes de partir hacia Iraq tras los atentados del 11 de septiembre. El flashback termina. Volvemos a la azotea del edificio de Faluya en la que la película comenzó. ¿Disparará Kyle al niño?


Pasada esa media hora inicial (como decimos, la mejor), la obra alterna las periódicas acciones del protagonista en Iraq, país al que se desplaza hasta en cuatro ocasiones, con las escenas de su vida en pareja y familiar. Las primeras están bien resueltas, dotadas de suspense y tensión, y filmadas con afán hiperrealista, aunque lejos de la veracidad bélica conseguida por Kathryn Bigelow en sus últimos trabajos. Las segundas, en cambio, son un torpe compendio de tópicos sobre cómo la vida militar afecta al protagonista en sus relaciones familiares. Como resultado obtenemos un conjunto desigual, reiterativo, impersonal, plano en matices y discurso, y con unos personajes sin dimensión, vacíos de cualquier tipo de contenido. Para colmo, la película, de excesiva duración para lo que cuenta, no parece que vaya a terminar nunca.

Lo dicho. Rotunda decepción.


6 comentarios:

  1. Concuerdo en la critica, Clint Eastwood no le hecho ganas a la pelicula, y el guión es pésimo por donde se le vea. La próxima critica que haras tambien te sera una dececión pero mas ligera, no tanto como esta. Saludos

    ResponderEliminar
  2. para cuando la critica de la leyenda de la ciudad sin nombre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marquitos:

      Ahora mismo no tengo en mente elaborar un reseña sobre la película que citas. Tendría que revisarla.

      Eliminar
  3. Tópicos y patriotismo desmedido; sin duda la peor película de Eastwood que he visto. Menos mal que por lo menos Cooper no hace un mal trabajo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David:
      Pues fíjate que ese supuesto patriotismo (no la veo tan patriotera) es lo que menos me ha molestado. Además, no se puede esperar otra cosa de un SEAL americano. Creo que la película tiene defectos más importantes.

      Un saludo.

      Eliminar

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...