Caché (Escondido) [Caché, 2005] de Michael Haneke.

"La conciencia hace que nos descubramos, que nos denunciemos o nos acusemos a nosotros mismos, y a falta de testigos declara contra nosotros".
(Michel Eyquem de Montaigne)

Georges (Daniel Auteil) y Anne (Juliette Binoche) son un matrimonio burgués que comienza a recibir cintas de vídeo anónimas en las que su domicilio aparece filmado desde el exterior. Al no haber indicios de delito, la policía se niega a prestarles ayuda; sin embargo, el acoso que sufren irá en aumento.


¿Qué pensarían ustedes, estimados lectores, si uno de estos días, al entrar o al salir de sus casas, descubren que alguien les ha dejado un misterioso paquete sin remitente junto a la puerta, en el que unas cintas de vídeo contienen grabaciones relativas a su intimidad?

Caché, uno de los mejores trabajos del cineasta austríaco Michael Haneke, parte de una premisa argumental similar a la de Carretera perdida (Lost Highway, 1997), de David Lynch. En cierto modo, las dos películas reflexionan sobre el estado de culpa del individuo. No obstante, lo que en Lynch era un tenebroso y poliédrico descenso a los abismos de la mente humana, se convierte aquí en un ataque a la falta de conciencia burguesa, y a su incapacidad para asumir responsabilidades frente a las injusticias del mundo.


El filme se abre con un plano fijo de varios minutos que muestra la fachada principal del edificio donde reside el matrimonio protagonista junto con su hijo adolescente. El plano está tomado desde el interior de un callejón situado frente a la vivienda. Los títulos de crédito iniciales se inscriben sobre la imagen. Anne sale de la casa. A continuación, escuchamos su voz y la de su marido (en off). Parecen aludir a la misma imagen que están contemplando los espectadores. En realidad, ésta es sólo un fragmento de la primera cinta de vídeo que les ha sido enviada. Luego irán llegando las demás, acompañadas por dibujos extraños e infantiles, y siempre compartiremos con ellos su visionado. Su inquietud será la nuestra. Bajo tal amenaza se oculta un acontecimiento del pasado demasiado lejano para ser recordado. Una maliciosa traición que ahora busca venganza en forma de mala conciencia. Las grabaciones y los sueños de Georges (qué turbadora resulta la escena onírica del niño que cercena la cabeza de los gallos) conducirán a la incómoda respuesta.


La mayor parte de la acción, estructurada mediante planos secuencia y largos planos estáticos, se desarrolla en interiores de cuidada puesta en escena. Haneke prescinde de la música y el onanismo visual. La narración es tensa y directa. No hay golpes de efecto ni excesos melodramáticos. Los dos actores principales realizan una labor magnífica, especialmente Daniel Auteil. Y es que, aunque no se suela señalar a menudo, el autor de Funny Games es uno de los mejores directores de intérpretes del cine actual.

Con Caché, Haneke consigue lo que viene pretendiendo desde el comienzo de su carrera: remover la acomodada conciencia de sus espectadores. Brillante.


13 comentarios:

  1. Destaco una escena en concreto, quien la haya visto sabrá cuál es, que supone el culmen- para mí- de toda esa incertidumbre y "miedo" que se siente en toda la película.

    No obstante se me hizo un poco larga, supongo que ha de ser así.

    Como bien apuntaste, Amour me ha parecido su película más dura y efectiva, aún se me encoge el alma cuando la pienso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Neuromante:
      Me hubiera gustado saber a qué escena en concreto te refieres... Nos dejas en ascuas :).
      Para mí no hay duda, "Amour" es su obra maestra.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Yo me inicié con el cine Haneke con Caché, y tuve esa sensación, o de estar viendo una genialidad o una prepotencia absoluta, afortunadamente con las demás películas y analizando de nuevo a Caché, sigo pensando que, 1. Haneke es uno de mis directores favoritos y 2. es uno de los mejores directores contemporáneos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Andrés:
      Con Haneke suele pasar eso. Por suerte, no siempre su pretenciosidad supera a su genial talento.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. El cine de Haneke es realmente muy complejo. Yo tb. me inicié en el cine de este director con esta película en el año 2005 (sin saber que estaba viendo una película de Haneke) y, francamente, tengo la percepción de que no me gustó porque no la entendí. La voy a revisar, claro. Haneke es uno de los grandes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco:
      Que la revises me parece una gran idea. No siempre acertamos en el primer visionado.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Segunda película que veo de Haneke.

    Creo que esta película habla sobre lo inútil que es el odio y el rencor en el ser humano. La vida sigue igual.

    ResponderEliminar
  5. 'Caché' merece cinco estrellas y no cuatro. Y 'Amour' no me gustó: la encontré tópica, aburrida y con un final incomprensible.

    ResponderEliminar
  6. Bien, la desazón que me provocaba mi desacuerdo con el hecho de que 'Amour' sea considerada casi por todo quisqui no solo ya la obra maestra de Haneke, sino simplemente una obra maestra, me hizo revisarla. Esta segunda vez la valoré un poquito más. Me hizo reír la composición que de la enferma hace la actriz (maravillosa): cada vez más niña pequeña, cada vez hace más pucheros, cada vez más rebelada. Pero sigo pensando lo que pensaba: es una obra tópica (no veo qué aporta al tema de la vejez compartida que deja de serlo cuando uno de los dos se para o involuciona y deja de caminar al lado del otro) y aburrida (solo espero que acabe ya). Puede que sea técnicamente brillante (no lo negaré, Dios me libre), pero el tratamiento del tema es soso, plano, sin ángulos, sin sorpresas, tan previsible es su desarrollo. Puede que lo mío sea una resistencia. ¿Es grave, doctor? Creo que no: de Haneke me gustan las dos versiones de 'Funny games', 'Benny's video' y, sobretodo, 'Caché' (aunque tiene sus puntos, 'Code inconnu' es artificiosamente alargada, y de 'La cinta blanca' mejor no hablar: vaya estafa). O sea: Haneke suele gustarme, pero si una obra te aburre algo le falta (o le sobra).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, josep:
      Lo siento, pero no puedo estar de acuerdo con tu opinión sobre "Amour". Para mí es una de las mejores películas de los últimos años. ¿Que no aporta nada nuevo al tema de la vejez? Puede ser, ni falta que hace. Quizá ese sea el mayor mérito de Haneke, que aun haciendo una obra de temática resobada y manida, ha conseguido alcanzar la cima de su arte. Obra maestra incontestable.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Bien, Ricardo, estamos igual, no avanzamos. ¿Cómo se explica que una obra que aburre se considere obra maestra? ¿Cómo puede una obra maestra aburrir? Dame alguna razón no puramente técnica, no puramente formal (ya digo que aquí estoy dispuesto a creer que esta peli es perfecta), para considerar 'Amour' obra maestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aburrimiento es algo meramente subjetivo. A mí, por ejemplo, no me aburrió en absoluto. Es como si alguien me dice que "Moby Dick", la novela, no es una obra maestra porque su lectura le aburre, cuando a mí me parece una de las obras más fascinantes de la historia de la literatura. Quizá hayas visto "Amour" con prejuicios, o simplemente no te interese su tema.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. El cine de Haneke es una al que simplemente no puedo decir que no. Literalmente tiene una especie de imán que me conduce a sus película de manera efectiva, aún cuando sus películas son muy difíciles de ver o muy sugestivas. Simplemente puedo decir que Micheal Haneke es un de mis directores modernos favoritos, incluso por en sima de Paul Thomas Anderson.

    Ésta es al película de Haneke más característica y más recomendable para cualquier persona que quiera iniciarse en su cine. En ella se encuentran los dogmas, fetiches y rasgos más característicos del director Francés, así como ese tratamiento extremo de la violencia, el cual destruye por completo las convenciones a las que nos ha acostumbrado el cine de Tarantino. También podría decir que es una de las mejores películas del realizador francés (Por si a alguien le interesa, mi película favorita de el es la abrumadora "Amour").

    ¿Qué puedo decir? Uno de los mejores directores de cine que he visto, y uno de los mejores tratadores de la violencia que existen. Su cine es tan visceral como hermoso.

    ResponderEliminar

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...