Perdida (Gone Girl, 2014) de David Fincher.

“Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos”.
(Nicolás Maquiavelo)

Amy Dunne (Rosamund Pike) desaparece el día de su quinto aniversario de boda con Nick (Ben Affleck), quien pronto se convierte en el principal sospechoso de la desaparición.


Con Gone Girl, adaptación de la novela superventas de Gillian Flynn (la propia escritora es la autora del guión), David Fincher demuestra de nuevo que sus trabajos suelen generar mayor expectación previa que resultados a posteriori. Y eso que, en opinión de quien suscribe estas líneas, se trata de su película más interesante desde la estupenda Zodiac (ídem, 2007), lo que no significa que nos encontremos ante una gran obra, ni de lejos, pero sí, al menos, ante un entretenido y, a ratos, adictivo thriller psicológico con estudio de pareja y personalidad psicopática.


Aunque el guión, más propio de un telefilme de sobremesa para amas de casa, sea rocambolesco y ponga a prueba la paciencia del espectador a la hora de aceptar como verosímiles unos hechos difícilmente creíbles, el buen ritmo, la minuciosidad narrativa y el complejo retrato que hace del personaje femenino (escalofriante interpretación de una gélida Rosamund Pike), consiguen elevar al conjunto a una categoría cinematográfica bastante aceptable. Gone Girl no pasará a la posteridad, pero proporcionará al público casi dos horas y media de buen entretenimiento. El uso de diversos flashbacks durante los primeros minutos, donde se describe la relación que mantienen Amy y Nick, incidiendo especialmente en la idealización de la personalidad de ella, remite a la obra maestra Laura (ídem, 1944), de Otto Preminger. Sin embargo, la cinta comienza a perder interés mediado su metraje, una vez se rebela lo que en verdad ha ocurrido, recurso que recuerda al utilizado por Hitchcock en Vértigo. Uno de los puntos flacos del guión, es no haber acentuado la ambigüedad del personaje de Affleck, a quien cuesta digerir como posible asesino de su esposa. Fincher, por su parte, se olvida por completo de dotar de atmósfera a la película, algo fundamental en este género.


Cabe contabilizar entre los aciertos del filme, el hecho de haber mostrado todo el ruido mediático que este tipo de casos generan en el seno de la sociedad norteamericana, y cómo los medios de comunicación de masas condicionan, a través de sus informaciones, la orientación de la maleable opinión pública.


10 comentarios:

  1. Exacto. Es una película discutible en muchos aspectos pero entretenidísima. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El próximo año se viene el plato gordo, espero conocer más detalles de los próximos trabajos de Malick y saborear por fin lo último de Andersson.
    En Argentina no tenemos tantos festivales ni propuestas como España ): ,
    pero me alegra mucho cuando publicas alguna crítica del cine más reciente y viendo tu resplandeciente imagen de cabecera se me ocurrió pedirte si en algún momento valorarías hacer alguna lista (son maravillosas) de las películas con mejor fotografía a tu criterio.

    P.D: Los detalles como la imagen de la cabecera (siempre cambiantes) , las frases al comienzo y la indicación de la próxima reseña siempre son estimulantes, espero no cambies jaja :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Moebius:
      Me alegra que te guste el diseño del blog. Esperemos seguir así para que también te guste en el futuro.

      Un saludo para la hermana Argentina.

      Eliminar
  3. La película para mí confirma la línea descendente que lleva el director desde la magnífica Zodiac. 'La red social' me gustó más, en ella hay mucho más Fincher que aquí. Había leído buenas críticas y 'Perdida' me ha decepcionado (culpa mía), aunque como bien dices, entretiene de lo lindo, y se sigue con interés la trama (Fincher tiene buena mano). El aire de telefilme que sobrevuela la cinta me gusta y disgusta a la vez. Me gusta porque se erige como uno de los mejores telefilmes que se han hecho, pero me disgusta que con ello se haya diluido la esencia de Fincher, que de todos modos ya se estaba volviendo repetitiva desde 'Fight Club'. En fin, que de acuerdo en lo que dices, y me quedo con la última escena en la que aparece Neil Patrick Harris, un montaje audiovisual soberbio. Ah! y con la interpretación de Affleck, la mejor que le he visto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Germán:
      Ben Affleck está algo sosete, como casi siempre. Esta película habría funcionado mejor con un Michael Fassbender, por ejemplo.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Bueno, es que Fassbender puede hacer funcionar casi cualquier cosa... :)

      Eliminar
  4. También soy uno de los "decepcionados" por las expectativas, a pesar de que la película es muy muy entretenida, pero no logra impactar como para ameritar un segundo visionado (como pasa con otras películas de Fincher). También rescato la última escena de Neil Patrick Harris, y la actuación de Rosamund Pike, genial.

    Saludos desde Chile, espero con ansias el comentario de Interstellar!

    ResponderEliminar
  5. Es una película ridícula. Quiere mantenerte en vilo, con sus aires de thriller trascendente (los diálogos iniciales, tanto de la pareja protagonista como de los dos hermanitos, son para nota), pero la verdad es que en muchas de sus escenas roza el absurdo. La trama es inverosímil, él parece tonto y ella es puro estereotipo (mala y enferma con ganas; prefiero a Rebecca de Mornay en "La mano que mece la cuna"). La chica vuelve a casa ensangrentada como un tocino y parece la cosa más normal del mundo. ¿Y el gatito qué pinta ahí?

    ResponderEliminar

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...