Hitchcock (Alfred Hitchcock and the Making of "Psycho", 2012) de Sacha Gervasi.

“Imagínese a un hombre sentado en el sofá favorito de su casa. Debajo tiene una bomba a punto de estallar. Él lo ignora, pero el público lo sabe. Esto es el suspense”.
(Alfred Hitchcock)

Después de rodar decenas de películas y tras el éxito obtenido con su última producción, Con la muerte en los talones, Alfred Hitchcock (Anthony Hopkins), probablemente el director de cine más famoso del mundo, necesita un nuevo proyecto que sea diferente y, al mismo tiempo, logre colmar las expectativas de sus seguidores. Hasta él llega Psycho, novela escrita por Robert Bloch a partir de los truculentos crímenes de Ed Gein, un asesino en serie de Wisconsin. Con la ayuda de su inseparable esposa Alma Reville (Helen Mirren), el cineasta británico afrontará la empresa más arriesgada de toda su carrera.


Ningún amante del cine del autor de La ventana indiscreta debería dejar pasar Hitchcock, el espléndido debut como realizador de largometrajes de Sacha Gervasi. Considero, aun a riesgo de equivocarme, que nadie que admire verdaderamente la obra del maestro del suspense puede no apreciar, en mayor o menor grado, esta película; la cual supone no ya sólo un delicioso homenaje a uno de los directores clave del séptimo arte (con sus luces y sus sombras, por supuesto) y a su pasión por hacer películas, sino que también constituye una merecida reivindicación de la infravalorada, casi oculta, figura de Alma Reville, sin cuyo apoyo y fiel colaboración, la filmografía de su marido no habría sido lo extraordinaria que es. 

El filme se abre y cierra con monólogos paródicos que emulan las apariciones del cineasta inglés en su célebre serie de televisión Alfred Hitchcock presenta, donde, antes y después de cada episodio, departía durante unos breves minutos con los telespectadores haciendo chistes de carácter morboso. La interpretación que del personaje hace Sir Anthony Hopkins resulta excelente, y sólo podrá ser apreciada con justicia si se disfruta en su versión original.


La trama elaborada por John J. McLaughlin y Stephen Rebello, coautores del inteligente guión que adapta un libro escrito por el segundo, sigue dos líneas que se realimentan entre sí:

Vida profesional - El making of de Psicosis.- Alfred Hitchcock tuvo que financiar personalmente Psycho ante la negativa de la Paramount de invertir en el proyecto. La cinta contó con un presupuesto de unos ochocientos mil dólares, cifra bastante irrisoria para el Hollywood de la época. El equipo de rodaje utilizado fue el habitual de la serie de televisión. Hitchcock obligó a sus miembros a hacer un juramento según el cual, no revelarían nada relativo al argumento de la película ni siquiera a sus familiares. También se encargó de “agotar” los ejemplares de la novela de Bloch, para que así nadie supiera a qué atenerse al entrar en la sala de cine. Como llamativa estrategia publicitaria, se impidió al público entrar en los locales donde se proyectaba el filme si éste ya había comenzado. De hecho, en uno de los tráilers se definía a Psicosis como “la película que se debe ver desde el inicio, o no se debe ver”. Todo esto queda bien reflejado en la obra de Gervasi, incidiéndose, además, en la extraña obsesión del director por las actrices que protagonizaban sus películas: esas misteriosas rubias huidizas, imposibles de alcanzar, que tan bien personificó Kim Novak en la mayor de sus obras maestras, Vértigo.

Vida personal - Su relación con Alma.- El centro gravitatorio de la película es la relación otoñal que Hitchcock mantiene con su esposa, a la que conoció a principios de los años veinte cuando ambos trabajaban juntos en Londres. Alma (qué bien está siempre Helen Mirren) acompañó a su marido a lo largo de toda su carrera profesional, ayudándolo a editar sus filmes y pulir sus guiones. Siempre se mantuvo a la sombra, evitando aparecer en los títulos de crédito de las películas y soportando los continuos coqueteos del director con sus actrices. Su actitud hizo honor a ese refrán popular que dice que “detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer”. En cuanto al propio Hitchcock, se echa en falta una mayor hondura en el dibujo de su perfil psicológico; aunque se exponen ciertos rasgos de personalidad que describen a un individuo inseguro y atormentado (inquietantes sus fantasías alucinatorias con Ed Gein).


A caballo entre la comedia ligera y el drama personal, Hitchcock se erige como un entretenido ejercicio de nostalgia cinéfila bien filmado y mejor interpretado. Altamente recomendable.


6 comentarios:

  1. Creo que es una película curiosa para los fans de Hitch, entre lo que me encuentro a pesar de que prefiero otras de sus pelícuas antes que Psicosis.
    Espero verla en unos días ya que el cine dentro del cine me gusta mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manderly:
      Es una película que a los cinéfilos que sean fans de Hitchcock les va a gustar. Como señalo en el comentario, se centra más en la relación Hitch-Alma que en el rodaje de "Psicosis" propiamente dicho; pero bueno, encontraréis no pocos guiños que, a buen seguro, os encantarán.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola, Ricardo, qué tal estas?. Que me alegra que te haya gustado porque me temía lo peor con esta película, aunque tenga un reparto magnifico, pero no conozco al director que tengo entendido que antes era periodista o aún lo es y me sonaba como a critica sin sentido a Hitchcock o algo ligerito , a lo Reader Digest pero veo que mis temores eran infundados, también por lo que he leído en otros blogs. He de reconocer que mi deuda con el cine de Hitchcock es infinita porque me crié viendo su cine y sobre todo con el tiempo he apreciado su forma de hacer cine y que este señor hay que decir que era un creador de formas, y te vas dando cuenta que era un maestro en esto del cine. Las críticas hacia su persona que no son pocas, mas de una vez las he sentido con un punto frívolo y sobre todo que no dejaban ver los arboles, su gran obra y legado, aunque tenga películas mas flojas que otras, pero por ejemplo considero- y en esto soy poco original- que la influencia posterior de una película como Psicosis si se piensa un poco , sobre todo en el cine norteamericano y no siempre para bien, ha sido tremenda. Bueno, que gracias por tu estupenda entrada, y a ver si me animo a verla, que lo que me echa para atrás son los irritantes precios actuales en los cines, una barbaridad para mi entender, cuando podrían bajarlos algo o poner ofertas y puede que más gente fuese a las salas en estos tiempos de crisis. Saludos, Ricardo, y como siempre enhorabuena por tu blog, espero cada crítica tuya como el niño que espera el último ejemplar de su cómic preferido. Pd: sin haber visto esta película, ¡qué buenos actores son Anthony Hopkins y Helen Mirren!, y ademas sale en un papel secundario la guapísima Jessica Biel... Gracias, Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Luis Alberto:
      Ante todo, gracias por tus palabras. Reconozco que eso de que esperas cada crítica mía como el niño que espera el último ejemplar de su cómic favorito me ha llegado :P.
      Con respecto a la película, es importante señalar que aunque hable de Hitchcock no se trata de una obra hitchcockiana. Que nadie espere un trabajo a la altura del maestro o quedará decepcionado. A mí me ha parecido deliciosa. Está muy bien hecha, es inteligente y su metraje pasa volando. Y luego están Hopkins y la Mirren. Sólo por ellos el filme ya merece la pena. Lo dicho, me ha sorprendido para bien.

      Un saludo y gracias.

      PD: Es verdad que el precio de los cines se ha puesto por las nubes, sobre todo si tenemos en cuenta que no hay un duro en este país. Mi recomendación es que vayas a ver sólo las imprescindibles, que son muy pocas, y el resto te las descargues por la red.

      Eliminar
  3. Hola
    me gusta la pantalla, cuando tenia ínfulas la pensaba como la caverna de ^Platón;
    pero ir al cine me enferma; con los años me di cuenta que es la presencia de demasiadas personas, su olor y otras sensaciones terrenales las que no me dejaban disfrutar de una película.
    Así que ahora que me han hablado de Alma( curioso que se llame como la esposa de Tchaikovsky, Alma, nada menos)y con tu critica, nada menos, voy a esperar algún link que me permita verla en soledad
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, cerriwden:
      Ese link que esperas ya circula por la red. Sólo tienes que buscarlo. Yo también prefiero disfrutar del cine en soledad; aunque me gusta ir de cuando en cuando a las salas. Eso sí, no soporto que se me ponga al lado alguien que ha ido allí sólo a comer :P

      Besos para ti también.

      Eliminar

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...