Deseando amar (Faa yeung nin wa, 2000) de Wong Kar-Wai.

“Antiguamente, si alguien tenía un secreto que no quería compartir, subía a una montaña en busca de un árbol, le hacía un agujero y susurraba el secreto. Luego lo tapaba con barro y dejaba el secreto ahí para siempre”. 

Hong Kong, 1962. Chow (Tony Leung Chiu Wai), redactor de un periódico local, y Su Li-zhen (Maggie Cheung), secretaria de una empresa, alquilan dos apartamentos contiguos de un mismo edificio. Ambos están casados; sin embargo, sus respectivas parejas rara vez hacen acto de presencia. Pronto surgirá entre ellos una amistad.


A veces los besos más dulces fueron aquellos que nunca dimos, los abrazos más tiernos aquellos que nunca se encontraron, las palabras más sinceras aquellas que nunca dijimos y las historias de amor más recordadas aquellas que nunca se consumaron. Es posible que Wong Kar-Wai tuviera en mente todo esto mientras realizaba Deseando amar; un íntimo, contenido, lírico y bellísimo ejercicio de romanticismo cinematográfico difícilmente olvidable. 

La relación platónica que se establece entre los dos protagonistas, de una sutileza, un pudor, una sensibilidad y un recatamiento inusitados en estos tiempos de vulgar explicitud, atrapa al espectador, hipnotizado ante las imágenes desde el primer momento; haciéndolo partícipe de sus tímidos gestos, de sus miradas perdidas, de sus elocuentes silencios, de sus encuentros furtivos y de sus secretos pensamientos.


Kar-Wai consigue suspender a su película en el tiempo mediante una narración a modo de bucle, en la que casi todo se repite con una diferencia de matices emocionales: las subidas y bajadas de las escaleras del apartamento, las idas y venidas (al ralentí) hacia la freiduría del barrio en busca de unos fideos calientes para cenar, las conversaciones en el restaurante, las revelaciones de confidencias en el mismo callejón, las vueltas a casa en la parte trasera de un taxi… 

Algunos de los hallazgos a resaltar en el filme, amén de su embelesante envoltura estética, en la que mucho tiene que ver la extraordinaria fotografía de Christopher Doyle, son el magistral uso que el cineasta hace del fuera de campo y su gusto, rayando prácticamente lo obsesivo, por recargar y sobreencuadrar cada plano.


Tanto Tony Leung como Maggie Cheung están increíbles a lo largo de una cinta cuyo hermosísimo epílogo, entre las ruinas y el silencio de un antiguo templo budista, la eleva a una categoría privilegiada dentro del cine oriental de las últimas décadas. 

Un trabajo imprescindible, en definitiva, al igual que su continuación, la más compleja 2046; aunque, en realidad, ambas sean una sola.


32 comentarios:

  1. La vi en el cine, y luego me compré el DVD, y ha acabado por edculcorarseme un poco, aún así creo que es su mejor película. La conjuncion plano, composición y música , desde luego por lo menos aquí es cuasi perfecta, amén de que ha sido o intentado copiar ese estilo, ese modo de mover la cámara, sobre todo en nuevos realizadores asiáticos.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Roy:
      A mí no me parece una película edulcorada. Es sensible, sí, pero nunca sensiblera. Kar-Wai es un gran esteta, y sabe utilizar como pocos la música en sus películas. Por el tipo de relación amorosa que se nos muestra, este filme me recuerda mucho a "Nubes dispersas" de Mikio Naruse.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Yo, a esta magnifica muestra de talento y vision cinematografica por supuesto que le cuelgo el letrero de Obra Maestra, muy buena reseña amigo, muy inspiradora!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Dan Chaplin:
      Es posible que sea una obra maestra, aunque en mi opinión le falta algo para que alcance esa categoría. Es el riesgo que supone valorar las películas; unas veces se acierta y otras no, unas veces se infravalora y otras se sobrevalora. De todos modos, siempre soy sincero con mis valoraciones. Siempre me mojo. Para mí lo más fácil sería no poner una valoración final, pero creo que el lector lo agradece. No me gustan esos textos ambiguos en los que uno no acaba de saber si al que los ha escrito las películas les parecen buenas, malas o regulares.
      Me alegra que la reseña te haya parecido inspiradora :)

      Saludos!

      Eliminar
  3. Hola, para mi fue la puerta de entrada al melancólico universo de Wong Kar Wai. A pesar del dicho de que segundas partes nunca fueron buenas la continuación de la historia en "2046" me pareció a la altura de la primera cinta. A remarcar la banda sonora con los temas de Nat King Cole y Shigeru Umebayashi.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cuttlas:
      También fue la primera película que yo vi de Kar-Wai. Coincido contigo, "2046" es tan buena como ésta, e incluso va más allá en sus planteamientos espacio-temporales y de puesta en escena.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola, sabes que tengo predilección por este tándem, tanto deseando amar como 2046, me parecen inmejorables, para mí, son una, no las concibo separadas, suscribo todo lo que has comentado, me parece una reseña muy buena y si cabe, la de 2046 incluso mejor. A pesar de gustarme este director, el próximo trabajo no me da muy buena espina, a ver qué tal, no?
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María:
      Sí, yo también recomendaría a todos mi reseña de "2046", creo que me quedó bastante redonda :P. Se supone que su próxima película, "The Grandmasters", donde se narran los años jóvenes de Bruce Lee junto a su maestro, se estrena este 2012. Las expectativas por muy parte no son demasiado altas, ya que el tráiler desprende un tufillo a lo Matrix que no me gusta nada.
      Muchos besitos también para ti.

      Eliminar
  5. Veo que tiene todos los ingredientes para que me guste, incluida la música; y despues de leer tus comentarios ¿Que otra cosa puedo hacer que buscar las dos allí donde se encuentren? "Deseando amar" ya la tengo localizada.; me queda un poco lejos de casa, pero no importa, sé que valdrá la pena. Ya te contaré cuando la vea.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Precioso el "Adagio" de 2046!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, selegna:
      Estoy plenamente convencido de que te gustará. Lo ideal sería que pudieras ver las dos, ya que se complementan y hacen mejor la una a la otra. Ya me contarás cuando las veas.
      Reconozco que ese adagio es una debilidad :)

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Impresionante película de uno de los directores más interesantes de los últimos años (al menos hasta 2004). Una película que cuenta una sencilla historia de amor con un acabado formal impecable, donde la música, las miradas y los silencios son más importantes que las palabras que los amantes pueden decirse.

    Se rumoreaba que WKW quería que la soberbia pareja protagonista interpretara también a los otros dos amantes/esposos, lo que hubiera contribuido a la confusión del público. NO lo sé, "Quizás, quizás, quizás". Por cierto, en una de las primeras películas que vi al gran Tony Leung fue en Cyclo, la película vietnamita. Dice un par de frases nada más. Por cierto, en esta inolvidable el baile de Tran Nu Yen-khe al ritmo de Radiohead y Creep.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos:
      Desconocía ese rumor que comentas. De todos modos prefiero la película tal y como está, con las parejas de los protagonistas casi siempre en off (creo que aparecen en una ocasión y no se les ve el rostro).
      Es cierto que Leung salía en "Cyclo", filme que no me gustó demasiado en su momento.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Me parece una obra maestra preciosa y emocionante.
    Desde su estreno la tengo grabada en mi mente. La historia es muy sencilla, pero está rodada de tal manera que la hace diferente y única.

    Un director muy particular, donde destacaría uno de sus primeros trabajos "Happy Together", excelente.

    Gracias por la música Ricardo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, C. Noodles:
      Es cierto que más que la historia en sí, que es muy sencilla, lo que hace verdaderamente singular a la película es el modo en el que Kar-Wai la cuenta.
      Yo también creo que su mejor película, exceptuando al díptico que ahora se comenta, es "Happy Together".
      Gracias a ti por dejarte caer por este lugar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Vi esta película por pura casualidad, en el canal universitario de mi ciudad, cuando no tenía idea de quién era WKW. Llamé al canal apenas acabada la proyección (no la vi desde el principio) y los cabrones no supieron darme el nombre correcto del filme, así que tuve que investigar en internet a través de la canción “quizás, quizás” de Nat King Cole que, por cierto, no mencionas la afición del director a la música latina y en general la música es también parte de su propuesta artística, cuidando los detalles al mínimo en cada trabajo suyo.

    Al tenor de esta anécdota, sin conocer mucho de cine oriental,-salvo Kurosawa-, quedé maravillado por esta película permanente suspendida en el aire, como si los personajes fueran marionetas del tiempo. Las escenas en ralentí, los cuerpos que se rozan, los diálogos mínimos (cosa que se agradece porque el lenguaje chino es monótono y cansino), todo envuelto por una estética visualmente muy lograda (cuesta creer que las escenas se desenvuelven en un vulgar conventillo) hacen de esta película una especie de cuadro impresionista. Si bien “2046” es más compleja y más ambiciosa, sin embargo, creo que “In the mood for love” es más coherente narrativamente hablando, como tal mi favorita de WKW. Saludos.

    PD.Ya que acabas de reseñar Apocalypse Now, vas muy rápido tio, que recien me pondré a revisarla este fin de semana: eso sí, no la version Redux.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José:
      Pues sí que parece que se informan ahí a la hora de poner una película, ¿no? :). Es cierto que a Wai le encanta la música latina; sus gustos musicales son muy eclécticos. Por cierto, veo que tienes auténtica fijación con la sonoridad de los idiomas :).
      Venga, te espero en "Apocalypse Now", veas la versión Redux o no.

      Saludos, estimado colega.

      Eliminar
  10. Qué bonita, película, Ricardo... Lo que dices: difícilmente olvidable. En su momento me dejó una fortísima melancolía interior. Bellísima, y dura también. Así la recuerdo. Gracias por traérmela a la memoria. Creo que volveré a verla y a escuchar esos silencios.

    Si a todo esto le sumas esa banda sonora, con ese Yumeji's Theme/Li-Zhen's Dialogue como tema principal, la melancolía se agudiza irremediablemente y la película gana en belleza: http://www.youtube.com/watch?v=zZscBNqm1uU

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Loutinen:
      En efecto, muy bonita e inolvidable. Además, se trata de una obra que va ganando con cada visionado. La música es simplemente maravillosa.
      Si te gustan este tipo de historias de amor que no llegan a culminar, te recomiendo "Nubes dispersas" de Mikio Naruse. Me consta que a Kar-Wai le sirvió de inspiración para su "Deseando amar".

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Anoto la recomendación, Ricardo. Gracias.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  11. Maravillosa película, Ricardo: No puedo expresar con palabras esa carga de sensibilidad, emotividad y sensualidad, al compas de "Yumeji's theme" que contiene esta historia; además tú lo has hecho tan bién como siempre en tu comentario. Los amores imposibles, platónicos o ambas cosas a la vez, tienen la ventaja de que no sufren el desgaste del tiempo, la convivencia etc... y por eso permanecen eternamente. No hace falta que diga que me ha encantado y me parece una estupenda idea lo del árbol para guardar un secreto.
    Ahora voy con 2046, a ver como sigue la historia.
    Hasta pronto! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, selegna:
      Imaginaba que te gustaría. "Yumeji´s theme" es una composición preciosa que, lamentablemente, un mediocre programa de televisión terminó por "quemar" al utilizarla como música de cabecera. Espero que la continuación no te decepcione.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. No sabía lo del programa de televisión; a mi me encanta el violín y este tema es precioso; mientras lo escucho, estoy viendo a maggie cheung y haciendo flexiones y abdominales...ja,ja,ja
    seguro que 2046 no me decepcionará.
    Ah y la música que has puesto ahora...¡Chapeau!
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la utilizaban como música de cabecera del programa "La caja" (o algo así) de Telecinco. Fíjate que yo, para hacer ejercicio, preferiría la banda sonora de Rocky :).

      Hasta pronto!

      Eliminar
  13. ja,ja,ja..Tienes razón; lo del ejercicio lo decía por la envidiable figura de Maggie Cheung; pero sí te haré caso; al ritmo de Rocky tendré resultados más rápido (Optimista que es una!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ahí Maggie Cheung estaba hecha un auténtico bombonazo :). Lo de Rocky te lo decía porque su banda sonora tiene mayor ritmo y viene mejor para el ejercicio. Fíjate lo cachas que se quedó Stallone :)

      Eliminar
    2. pues en ese caso voy a parar, no vaya a ser que me quede como stallone y sea peor...ja,ja,ja

      Eliminar
  14. Es mi película preferida de Wong Kar Wai, el rasgo que más le asocio es la elegancia. Me encanta la clase de Tony Leung, un actorazo. Una de las grandes películas de la pasada década.

    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Emilio:
      Pues nada, compañero, firmo debajo de todo lo que dices :). Esperemos que el bueno de Kar-wai remonte el vuelo por el bien del cine. Con Leung no hay problema, es un seguro de vida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. No me gustó mucho la primera vez que la vi, cosas de la vida. La segunda vez que la vi me entusiasmó por su elegencia y sensibilidad. Mi memoria recuerda con mimo las sensuales caderas de Maggie Cheung al ritmo de "Yumeji's theme".
    Hay misterios de la vida que me superan...¿no te gusta "My blueberry nights"? Para mí es una de las películas mas bellamente filmadas e hipnóticas del cine reciente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fransico:
      Es curioso, pero a mí me pasó exactamente lo mismo, no aprecié "Deseando amar" hasta la segunda vez que la vi. "My blueberry nights" es de una belleza estética asombrosa, pero para mi gusto resulta algo vacía y edulcorada.

      Un saludo.

      Eliminar
  16. Lo de Leung, por muy actorazo que sea, ha sido toda una sorpresa. No me esperaba que te pareciera el mejor actor del mundo :O

    Acabo de volver a verla.. Sin palabras. Esta película es asombrosa, aunque me guste un poquitito más '2046'.

    Que pena que Kar-wai se extraviara justo cuando llegó a su cima, no crees? :)

    ResponderEliminar

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...